Empleo Verde: Una salida sólida a la crisis

Empleo Verde: Una salida sólida a la crisis

El desempleo es uno de los problemas más acuciantes de Europa y España, más de la mitad de la población de jóvenes está desempleada y las políticas de austeridad no hacen más que agravar una situación.

Mientras tanto, los economistas nos advierten de que cuanto más tardemos en tomar medidas, más nos costará hacerlo. Pero hay una salida: haciendo más verdes nuestras economías, podemos crear empleos verdes de alta calidad para combatir el desempleo y a la vez combatir el cambio climático y el declive medioambiental. A nivel europeo, seguir siendo un ‘líder verde’ permitiría a la UE generar exportaciones por un valor adicional de 25.000 millones de euros al año, reducir la factura energética en hasta 350.000 millones de € al año para 2050, reducir nuestra dependencia de la energía importada y los recursos adquiridos a precios volátiles, e impulsar la seguridad de suministro europea.

Si logramos garantizar una fuerte implicación de los agentes sociales, establecer programas de formación y educación enfocados, e implementar ambiciosas políticas estables destinadas a fomentar la innovación y la inversión verde, podremos crear millones de empleos verdes sostenibles y de alta calidad, muchos de ellos en pequeñas y medianas empresas de toda Europa.

En los últimos años se han realizado estudios especializados que analizan la situación de empleos verdes en España, con un análisis sectorial y una mirada global a la economía. Los estudios coinciden en destacar tanto el crecimiento de los empleos verdes en España, como el importante peso en sectores como la gestión de residuos, energías renovables y eficiencia energética en el total.

¿Qué son los empleos verdes?

Son empleos de calidad destinados a mejorar el entorno en el que vivimos y la respuesta a la imperante necesidad económica de transformar nuestro modelo productivo orientándolo a garantizar nuestra calidad de vida.
Son empleos de calidad: que ofrecen a los empleados un trabajo digno con el que poder tener su propio proyecto vital, con protección social, suficientes ingresos, respeto sus derechos laborales y capacidad de participación activa en la toma de decisiones.
Que mejoran nuestro entorno social (garantizando derechos como el derecho a un empleo digno, a la salud, a una vivienda digna, a una enseñanza de calidad, a la protección social o a la igualdad de oportunidades) mejorando nuestro entorno natural (ahorrando energía y materias primas, utilizando energías limpias, reduciendo los desechos y la contaminación y protegiendo la biodiversidad y los ecosistemas).
Que crean un círculo virtuoso a la hora de crear nuevos empleos y de transformar los existentes en empleos de alta calidad, no solo en la mayor parte de sectores sino también en toda la cadena de valor: desde la investigación hasta la producción, la distribución y los servicios.

Proponemos un plan de empleo verde, el Green New Deal, que ayude a desarrollar un sector empresarial sostenible y ponga en marcha políticas activas de formación e inserción de los trabajadores en nuevos nichos productivos. Con él:
1. Desarrollaremos nuevas actividades en sectores tan diversos como las energías limpias, transporte sostenible, agricultura ecológica, educación, salud, gestión de residuos, asistencia social, transformación sostenible de recursos naturales (textil, papel y madera) o la industria química verde.
2. Desarrollaremos planes de transición económica en las zonas que hayan experimentado procesos recientes de desindustrialización, así como en comarcas afectadas por el cierre de centrales nucleares o de la minería de carbón.
3. Daremos impulso al cooperativismo y a la economía social y solidaria.
4. Impulsaremos agrupaciones de empresas a nivel local o comarcal destinadas a:
a. Crear cadenas de valor local
b. Identificar necesidades de formación de los agentes sociales
c. Evaluar las necesidades de desarrollo tecnológico
d. Definir objetivos de producción e indicadores de sostenibilidad para evaluar el avance de la transición.
5. Promoveremos un programa de fomento de la sostenibilidad del tejido empresarial, con planes de formación e información, desarrollo de objetivos ambientales sectoriales e incentivos económicos para su consecución.
6. Derogaremos la reforma laboral y subiremos el salario mínimo interprofesional hasta el nivel que recomienda la Organización Internacional del Trabajo.
7. Aplicaremos los Planes de Igualdad en las empresas y exigiremos un mínimo del 40% de mujeres en compañías con participación en Bolsa (modelo noruego). Garantizaremos plazas escolares suficientes de 0 a 3 años para facilitar la conciliación y llevaremos a cabo campañas de sensibilización sobre el reparto de las tareas del hogar.
8. Desarrollaremos las bonificaciones a la contratación de personas en riesgo de exclusión. Reorganizaremos la Inspección de Trabajo para incrementar el control de la economía sumergida y de la explotación de las personas trabajadoras migrantes.
9. Construiremos un sistema impositivo más equitativo y progresivo, que grave en mayor medida al capital frente a los salarios, que elimine las desgravaciones fiscal social y ambientalmente injustas, y que penalice la evasión y el fraude fiscal.
10. Introduciremos nuevos derechos de participación de los trabajadores en la vida de las empresas. Aprobaremos una Ley de Participación y Cogestión (modelo alemán) para las empresas con más de 50 personas empleadas.
11. Revertiremos la progresiva privatización de los servicios públicos, consolidando y renovando las plantillas hasta recuperar tasas de empleo público similares a la media europea. Reformaremos la función pública para aumentar su eficiencia y eficacia. También impulsaremos medidas de reparto voluntario del empleo público.
12. Recuperaremos la negociación colectiva y los convenios sectoriales. Introduciremos las cuestiones relacionadas con la transición de la economía y la igualdad de género en el diálogo social entre el Gobierno y los agentes sociales.

 

Aquí puedes descargarte el PDF con esta información

Deja un comentario